Menu
Innovación y Tendencias

Los campeones mundiales del consumo de bebidas sin alcohol

La industria de las bebidas sin alcohol también juega su campeonato. Cuáles son los países que encabezan la tabla de posiciones y por qué analizar el comportamiento de los mercados con mayor consumo puede ser una manera de encontrar propuestas innovadoras para otros mercados.

AUTOR: Pablo Mendivelzua

Aprovechando esta energía “mundialista” que teñirá la gran mayoría de las conversaciones durante los próximos meses, me propuse analizar los consumos per cápita a nivel mundial de las categorías de bebidas sin alcohol en los distintos países.

Por un lado, este artículo tiene la intención de dimensionar los tamaños de las distintas categorías a nivel global y analizar sus crecimientos, por otro lado, identificar cuáles son los mercados de cada categoría con mayor consumo individual. El análisis de estos mercados con alto consumo es, generalmente, un buen espacio para encontrar innovación y propuestas inspiradoras para otros mercados.

Para ello, confeccioné el siguiente cuadro en busca de los países “campeones mundiales” en el consumo per cápita de cada categoría:

[image src=”https://unaindustriasaludable.com/wp-content/uploads/2018/05/TABLA-Chart-consumo-mundial-2-01.jpg” size=”full” link_image=”https://unaindustriasaludable.com/wp-content/uploads/2018/05/TABLA-Chart-consumo-mundial-2-01.jpg”]

En el cuadro podemos ver una serie de subcategorías que se agrupan entre “bebidas frías” e “infusiones”. El consumo promedio mundial en 2017 fue de 98 litros y 78 litros per cápita, respectivamente. Además, en ambos casos se observa que las subcategorías que proponen una percepción más saludable, están creciendo por sobre las que tienen un perfil nutricional más cuestionado.

Por ejemplo, vemos entre las “bebidas frías” que, mientras que las gaseosas o los jugos en polvo caen un 1,1% y un 3%, respectivamente, las subcategorías de agua, té listo para tomar o energizantes, muestran crecimientos más interesantes. Mientras tanto, entre las infusiones, vemos como el consumo de té, con todas sus credenciales antioxidantes y de naturalidad, está creciendo por sobre el consumo de café.

En lo que respecta a los países con mayor consumo de cada categoría, México ostenta el título de campeón mundial en el consumo de “bebidas frías”, con más de cuatro veces el promedio de consumo mundial. Al tiempo que Turquía se posiciona como el líder en el consumo de infusiones, con cerca de 400 litros per cápita.

Por otro lado, Nigeria se presenta como el país con mayor consumo per cápita de agua embotellada, mientras que Alemania, que no podía faltar en un primer lugar, es el país con mayor consumo de agua con gas.

Si hablamos de gaseosas e isotónicas, la copa se la lleva Estados Unidos, con 149,9 y 17,3 litros per cápita, respectivamente. Esto lo posiciona como fuente de inspiración indiscutida para el desarrollo de productos en estas categorías.

Desde la otra punta, Chile se presenta como el país con mayor consumo de jugos en polvo y de néctares, con un alto consumo per cápita en cada caso y propuestas impresionantes en estas categorías en sabores y conceptos.

En lo que respecta a las aguas saborizadas, la sorpresa de este campeonato la trae República Checa, país líder en consumo por persona, con más de 27 veces el consumo promedio mundial.

Por último, el clásico rioplatense del consumo de mate se lo lleva Uruguay, con 150 litros per cápita en una final reñida con la Argentina.

Más allá de los datos de color, espero que este ejercicio les haya servido tanto como a mí para validar, desde una perspectiva mundial, las tendencias de crecimiento y los ejemplos de países desarrollados en las distintas categorías de bebidas sin alcohol.

Como conclusión, es importante resaltar que en todas las categorías de alimentos y bebidas, la variable nutricional está tornándose clave para su crecimiento. Los consumidores están atentos a nuevas propuestas funcionales, refrescantes y nutritivas para hidratarse, y es responsabilidad de las empresas encontrar propuestas que cumplan con estas expectativas. Está en nosotros utilizar estos estímulos para generar innovación inspiradora y saludable para las nuevas generaciones.

 

*Los datos en este artículos fueron provistos por Givaudan, obtenidos de variadas fuentes internas y externas. Si tienes consultas, contáctanos.

No Comments

    Leave a Reply